CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS NAVALES Y MARITIMOS

El Museo Naval recibe anualmente miles de visitantes, compatriotas y extranjeros atraídos por la oportunidad de apreciar algunas piezas - nicas en el mundo- que se ubican en nuestras Salas y en el predio circundante.

 

Entre las joyas que cuenta el Museo Naval podemos señalar:
 

La canoa monóxila trabajada en un tronco de timbó, la que fue encontrada en la Laguna del Diario. Localizada en cercanías de la Base Aeronaval “CC Carlos Curbelo”, quedó en custodia en dicha Unidad hasta que se trasladó al Museo. Es de hacer notar que es una pieza única, y ha sido estudiada por historiadores y antropólogos, existiendo gran preocupación por su conservación, la cual requiere el permanente monitoreo de su estado, tomando en cuenta la humedad, luz y calor, así como el posible ataque de insectos.

 

El cañón naval de 24 libras extraído del pecio del H.M.S. “Agamemnon”, naufragado en 1809, cerca de la Isla Gorriti en frente a Punta del Este El cañón, fue rescatado en 1997-.se encuentra identificado con el Nº 20 en la lista de artillería de a bordo, se aprecia asimismo el monograma del rey de Inglaterra George III y la marca en forma de flecha equilátera “broad arrow” que indica la propiedad de la corona. Fue incluido en la exposición del Museo Naval tras haber sido sometido a un tratamiento electrolítico- de más de 2 años para su preservación. Esta pieza de artillería- única en el mundo- estuvo montada a bordo del buque favorito de Sir Horacio Nelson, que combatió en la batalla de Trafa

 

En el predio del Museo podemos apreciar una de las piezas de artillería secundaria de 150mm que perteneció al acorazado “Graf Spee”. Este emblemático buque de guerra alemán protagonizó uno de los hechos más recordados al inicio de la segunda Guerra Mundial. El histórico episodio conocido como “La Batalla del Río de la Plata” el 13 de diciembre de 1939 está representado en una moderna sala dominada, por un diorama que muestra la visión uruguaya de la Batalla Naval, al inicio de la Sala de Estribor.

 

Modelos que reproducen a escala embarcaciones históricas. En una línea cronológica destacamos las naves de Colón, realizadas por el Taller de Modelismo del Museo que poseía el CEHIS. con motivo del 5º Centenario. Estos modelos, al igual que el de la “Cañonera Suárez”, los corsarios o el crucero “Uruguay”, (entre otros) posibilitan graficar e ilustrar al público visitante, sobre tipos de buques, dimensiones, vida abordo, etc. Se destacan también un espacio dedicado al velero escuela “Capitán Miranda” donde se encuentra su mascota diseccionada Foque. Las maquetas de los faros que balizan las aguas de nuestro país. Estas piezas nos permiten compartir con un amplio espectro de público, de una forma tangible, didáctica e instructiva, distintos aspectos de la historia naval. En la misma línea, contamos con una sección dedicada a las hazañas náuticas, como ser la circunnavegación del “Alférez Cámpora” y el “Uruguay Natural”.

 

El Museo Naval de Colonia de Sacramento , con una moderna musealización, expone como piezas centrales de un destacado valor un verso y un obús, los cuales fueron rescatados en la zona del Puerto Viejo de esta ciudad. Dicha artillería se presenta en ambientaciones tan logradas como ilustrativas, que incluyen elementos representativos de la navegación en aquellas épocas, así como una cartelería que noticia el agitado devenir del “Enclave Marítimo” disputado por lusitanos y españoles.

 


ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

 

El compromiso y la convicción de que el Museo Naval debe ser un nexo entre la Armada Nacional y toda la sociedad, motivó la puesta en vigencia de dos proyectos de alcance significativo. Los mismos lograron incluir sectores de la población que hasta ese momento se veían imposibilitados de disfrutar la visita y recorrida de nuestras Salas. Los “Ojos del corazón”, concretado en 2011, posibilitó que personas ciegas y de baja visión, puedan recorrer las Salas a través de guías de madera y metálicas, con 24 estaciones de ornamentos navales que pueden tocar, algunas de ellas con sonidos. Esto permite que logren interactuar, a lo que se suman carteles informativos en Código Braille que les brinda detalles del acervo seleccionado. El segundo proyecto, que se inauguró en 2012, es el “Portalón de Accesibilidad Universal”. Esta rampa permite el ingreso de personas de tercera edad y discapacitados al Museo por sus propios medios. Este beneficio pudo concretarse gracias al aporte de diversas instituciones y el trabajo de la tripulación de CEHIS- Museo Naval. El proyecto- replicando a un buque real- incluyó en el acondicionamiento, la colocación de luces de estribor y babor, y la instalación en la azotea del edificio de un “Mástil de Señales” donde se colocan los engalanados.